Wednesday, October 19, 2005

gracias a las Cadenas...

Cuando recibo correos viejos, de verdad que me pongo a pensar CUANTAS veces los he recibido (asi como para que yo me acuerde que ya lo lei??? entre tanta cosa que uno lee a diario???) pues hay correos que he recibido desde que abri mi primer correo en Hotmail y eso hace ya 8 anos... pues tal cual, esos correos aun siguen pululando por el cyber-espacio. La mayoria de esos correos que uno recibe (que han recibido sopotocientas personas antes) son los correos de cadenas que siguen pasando y pasando y pasando... y seguro que seguiran pasando y dentro de un rato volveran a llegar.
Ayer recibi un e-mail de mi amiga Lucia desde Tenerife y pense que describia exactamente las consecuencias de seguir las benditas cadenas que ya a muchos nos aburren :P pues alguien lo compilo muy bien, helo aqui!
Gracias por todas las benditas cadenitas que me mandaron durante los últimos años. Las seguí al pie de la letra y gracias a ellas y a ustedes:
  1. Ya no saco plata de los cajeros porque me pueden poner una pantalla falsa que me hace creer que se tragó la tarjeta y después le den julepe a las 3 lochas que tengo en el Banco,
  2. Dejé de tomar Coca-Cola después de enterarme que sirve hasta para quitar el sarro de meaderos y pocetas y además me oxida el chaparro y los calzones,
  3. Dejé de ir al cine por miedo a sentarme en una butaca y pincharme con una jeringa infectada de SIDA.
  4. Apesto, ando hediondo a zorro, huelo a guaralito e' guindar chorizos... porque dejé de usar desodorantes, ya que me enteré que producen cáncer de zobaco,
  5. No dejo más el auto en playas de estacionamiento ni en ningún otro lado y a veces tengo que caminar como 7 cuadras por miedo a que me droguen con la muestra de un perfume para robarme el vehículo y quizás hasta me violen,
  6. Dejé de contestar las llamadas telefónicas, temiendo que me pidiesen marcar el 9 asterisco y que se yo que más y me llegue una cuenta telefónica mamarruba porque me clonaron la línea y llamaron a mi cargo a Uganda, Singapur, Estocolmo, Tokio y la patagonia y a casa el' carajo,
  7. Suspendí el consumo de varios alimentos por miedo a los estrógenos, a los transgénicos y a no sé a cuantas cosas más,
  8. Dejé de comer pollo y hamburguesas porque no son más que carne de engendros horripilantes sin ojos ni plumas, cultivados en un laboratorio en cubiculos sin luz,
  9. Tampoco fui más a MC Donalds para no comer hamburguesas hechas con, además de la carne del punto anterior, una especie de lombrices y microbios y todo es frito con refritanga y sudor de negro,
  10. He suprimido el sexo por miedo a que me vendan los preservativos pinchados y me contagie de solo Dios sabe qué porquería,
  11. Dejé de tomar cualquier cosa que venga en lata por miedo a morir envenenado por la meada de los ratones, lo mismo que ya no uso sobres porque me da miedo que se me engendre una cucaracha en la lengua,
  12. Me estoy volviendo antisocial ya que en las fiestas no le hago caso a ninguna chica que se me regale, por más buena que esté, por terror a que me robe los riñones y me deje dormido en una bañadera con hielo,
  13. Ya no uso el microondas por miedo a la ebullición súbita que me desfigurará la cara peor que el Fantasma de la Ópera apenas retirare la sopa o el café que antes calentaba todas las mañanas y tampoco hablo por el celular cuando se esta cargando para evitar que me explote en la pata e' la oreja,
  14. Gasté más de U$ 500 en limpieza de virus de mi PC por las cadenas que me advertían de la aparición de un nuevo virus y que, por supuesto, al revisar salia por todos lados que de cajon lo tenia instalado en todos lados,
  15. Doné unos U$ 1.000 de mis ahorros a las 638 cuentas de Amy Bruce, una niñita enferma que estuvo a punto de morirse unas 7.245 veces en 4.354 hospitales y que tiene siete años desde 1993,
  16. Envié más de 500 firmas en contra de la guerra de USA contra Irak y ahora me dijeron que estoy en una lista de terroristas sospechosos y tengo temor a que en cualquier momento me caigan a palazos,
  17. Estuve pegado a Internet semanas enteras esperando los 150.000 dólares que me mandarían Microsoft y AOL por participar en la prueba de rastreo de los e-mails y encima mi servicio de internet casi me embarga hasta el computador con una cuenta astronomica,
  18. El prometido viaje a Europa con todo pago (y hasta mujeres desnuas' en pelotas) tampoco llegó,
  19. No recibí el millon de dólares, ni el Ferrari, ni el fin de semana largo en Disney World! (Las 3 cosas que pedí como deseo después de mandar a 10 personas el Mantra Mágico enviado por el mismísimo Dalai Lama!)
  20. Dejé de hacer, tomar y comer tantas cosas, que casi me muero de aburrimiento, de hambre y de idiotez...
  21. De lo que sí estoy seguro es de que todos mis problemas y males son a causa de alguna cadena que rompí u olvidé seguir y por eso me cayó encima una maldición del demonio.

2 Comments:

At Wednesday, October 19, 2005 8:37:00 PM, Blogger Tesne said...

Lo arrecho de la vaina es que no importa cuantas veces le diga uno a las personas que conoce que no le manden cadenas, ellos siempre se harán los sordos y las seguirán mandando.

 
At Wednesday, October 19, 2005 10:29:00 PM, Blogger unocontodo said...

jaja... eso sucede a medida que muchos "descubren" que existen "los correos electrónicos" y creen que se la están comiendo enviando "algo actualizado"... yo recibo cadenas y chistes podríos de hace 5 años...

 

Post a Comment

<< Home